Renacer

Respiros acelerados, suspiros entre pausas. Imágenes borrosas de personas dudosas. La alegría de tu compañía es la que alivia mi corazón. Fuertes vientos recorren el cuerpo y solo ansío tu anhelado perdón. Sin pensar, sin sentir, tan solo poder pedir. Sacar demonios, pasados, internos, oscuros que atormentan el ser. ¿Quién te conoce si no tu mismo? ¿Quién te escucha en este momento? ¿Oyes a lo lejos? Es el barullo de los pájaros anunciando la madrugada, marranos ruidosos que no desean salir, seres que te rodean pero que no percibes.

Cierra los ojos y cálmate. Observa cada figura y analiza las esculturas, nadie más está contigo. Ella te controla, tú con ella y ella está sola. Sácalo, déjalo salir, que se quede en el pasado y ya no vuelva a venir.

Te sientes débil y es natural, pero sabes que pronto todo va a mejorar. Eres una con la naturaleza, tus sentidos se agudizan, formas en el fuego te advierten del peligro ¡Huye!. Corre y grita, pero nunca dejes de palpitar, sigue respirando, sigue suspirando que la madrugada llega y la noche ya se fue.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s