En tiempo de hombres

Eres libre de usar esa falda corta que combina con tu blusa. Eres libre de bailar sola sin que alguien se te acerque por detrás. Eres libre de subirte a un bus sin que te rocen las piernas. Eres libre de usar el color azul como quieras, de jugar con carros y fútbol si así lo deseas. Eres libre de maquillarte si eso te hace feliz. Eres libre de cambiar tu apariencia como prefieras. Eres libre de llevar tu cabello como quieras. Eres libre de dar vida y también eres libre de elegir no hacerlo. Eres libre de amar a quien quieras. Eres libre de montar bicicleta en falda y rodar por toda tu ciudad.

Seguir leyendo “En tiempo de hombres”