La estocada final

Bogotá, 2000. Camilo lleva años radicado en la fría capital colombiana, cada vez que cierra sus ojos recuerda a su hermosa Barranquilla, su ciudad adornada, caliente y sabrosa, todo lo que no le representa Bogotá. Pero es que es ahí donde tiene a su familia, su esposa, sus cuatro retoños; tres niños y una niña. Por eso no deja su misión y lo que se propuso desde que puso un pie en la ciudad, volverse cantante profesional de vallenato.

Seguir leyendo “La estocada final”