Adiós

Me despido de las que se fueron sin decir adiós ni dar una explicación, de los que pasaron como una exposición de museo, dejando solo marcos vacíos.

Me despido de la que en tiempos oscuros pidió auxilio y cuando el sol brillaba decidió alejarse.

Me despido de los que ansiaban el sabor de la piel para saciar un vil antojo y cuando no había más que dar, se marchaban sin mirar atrás.

Me despido de la culpa que corroe las venas, por haber asistido a más de un funeral.

Me despido del que busca cuando necesita y nunca llega de visita.

Me despido de la trama dramática de una mala película que siempre termina igual.

Me despido de la persona que está por simple curiosidad y cuando obtiene una respuesta deja de hablar.

Adiós a la hipocresía, adiós al dolor, adiós al masoquismo y al corazón perdedor.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s